Por qué es un error limitar el bienestar en hostelería al horario

133
0
Compartir:

Por Elena Carrascosa, Directora de Contenidos de Barra de Ideas | Libertad, racionalizar jornadas y bienestar. Durante la última semana diferentes voces se han alzado en torno a los horarios de la restauración en España, como si cada uno de estos tres conceptos fueran excluyentes entre sí en el año 2024.

«No es razonable un país que tiene abiertos sus restaurantes a la una de la madrugada; el otro día me reunía con las patronales del sector turístico y hablábamos de las diferencias con el resto del Europa; es una locura pretender casi seguir ampliando los horarios hasta no se sabe qué hora. Por tanto, creo que este es uno de los objetivos más importantes que tenemos».  Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social

Y es que, a pesar de la polvareda levantada por las declaraciones de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, sobre la ‘locura’ que supone que los restaurantes estén abiertos más allá de la diez de la noche, mejorar el bienestar de los profesionales de la restauración no pasa precisamente (o únicamente) por limitar la libertad de un sector, sino que se requiere impulsar alternativas a la altura de los tiempos que vivimos. En una sociedad globalizada, en plena transformación digital, donde los modelos de negocio más disruptivos impulsan cotas de diferenciación y excelencia en nuestra hostelería, no podemos fiar nuestro futuro a soluciones del siglo pasado.

Debemos ir mucho más allá para construir entre todos una hostelería más humana y que atienda a las necesidades y demandas reales del sector. Pues, ¿qué mejora en la calidad de vida de las personas supone cerrar unas horas antes un local si mantenemos los turnos partidos que impiden la conciliación real de las familias? Por citar sólo alguno de los ejemplos expuestos durante el encuentro de expertos, germen del primer HRShow celebrado el pasado 12 de febrero en Madrid.

Por el bienestar real de la hostelería: lo que proponen los expertos de HR Show

Así, como exponía Eva Ballarín, empresaria, experta en transformación y miembro del comité de expertos de HR Show, exponía en su carta abierta ‘Querida Yolanda Díaz, Stop demonizar la hostelería’: En una sociedad libre, como es la nuestra, todos deberíamos tener la oportunidad de crear modelos de negocio, siempre bajo el marco de la ley y la ética profesional, que funcionen. Modelos que generen un impacto positivo, que generen empleo y que formen parte de nuestra forma de vivir y entender la vida”. Y perseguir a aquellos que desgraciadamente aún no cumplen las reglas.

“Somos un servicio público”

Adriana Bonezzi, directora general de marcas de restauración e integrante del comité de expertos de HR Show aboga por la libertad horaria y ponía foco en el aspecto socio-cultural.

Como pudo apreciarse a lo largo de la pandemia, el sector de la hostelería y restauración es un servicio público. Por un lado, ofrece cobertura a todos los profesionales que garantizan el buen funcionamiento de la sociedad, día y noche. Pensemos en bomberos, enfermeros, policía, transportistas. Estos servicios esenciales que permitieron que el mundo no se parase bajo las circunstancias tan excepcionales que nos tocó vivir.

Pero, además, la restauración forma parte de nuestra idiosincrasia. Es un elemento de cohesión social. Spain is different y es lo mejor que nos podía suceder. Nuestro carácter se forja bajo la experiencia de compartir momentos. Y la casa de las experiencias son bares y restaurantes. Recordemos que los bares pueden llegar a ser la institución más relevante en la España rural, que en toda boda lo más jugoso a veces es la barra libre y que como diría Sergio Dalma, bailar de lejos -y de día, añadimos- no es bailar. No en vano, el ocio nocturno genera 3.000 millones anuales sólo en Madrid. Poner límites horarios a lo que nos hace únicos no es la mejor estrategia de crecimiento para el sector.

“Los amantes pasan, pero un buen bar es para toda la vida. Amar es no poder tomarte otra cuando quieres”, David Trueba en ‘Tierra de campos’ (2017)

Qué demandan los profesionales

Lo que dicen los datos es que para el 64% lo menos atractivo del sector son los horarios y la conciliación es lo menos atractivo del sector. Pero otros de los factores que influyen en el bienestar (o la falta de él) son: la falta de transparencia, la ausencia de liderazgo en mandos intermedios, la falta de reconocimiento, recibir sin la suficiente antelación los turnos de trabajo, un mayor tiempo libre, la escucha activa o la puesta en marcha de planes de bienestar integrales. Lo cual nos da una instantánea de la profunda transformación que el sector requiere.

¿Cómo es posible conciliar si para muchos empleados aún es ciencia ficción conocer los horarios de trabajo con quince días de antelación?

Empresas como Gastroadictos, Alsea o Grupo Udon, ya ofrecen jornadas intensivas o han articulado completos programas de bienestar pioneros en este sentido.

Con 70 restaurantes, más de 850 empleados y un índice de satisfacción de la plantilla del 85%, Udon Asian Food ha diseñado un exhaustivo plan llamado ‘Misión felicidad’ para transformar la experiencia de su plantilla que incluye beneficios como diseño de un plan de carrera, la eliminación de los turnos partidos y la apuesta por la retribución flexible, el seguro de salud o el gimnasio, entre otros.  A lo que Gastroadictos suma, mayor planificación en los horarios, jornadas quincenales intensivas, sesiones de team building, servicio de fisioterapeuta o cocina central para racionalizar horarios.

Ejemplos y voluntad los hay, pero se necesita apoyo institucional para convertirlo la norma y, muy especialmente, la complicidad de los ciudadanos como apunta Sergio Sanz, Chef ejecutivo de Yatai Market.

“A mi manera de ver, la hostelería debe coordinar su disponibilidad horaria en base a la retribución que reciba por ello. Por ejemplo, el delivery es porcentualmente más caro que el restaurante,  debido al servicio de entrega “puerta a puerta” . En ese caso, los clientes que deseen cenar a horas tardías deberán de pagar un incremento por ello»

La tecnología como aliado para acabar con la precarización del sector

Y en este punto entra en juego la tecnología. Para Fernando del Valle, CEO de Arditude y también miembro del comité de expertos de HR Show, la clave del éxito pasa por abrazar las nuevas tecnologías.

De hecho, ve en estas últimas un aliado para posibilitar nuevos modelos laborales y de retribución. Gracias a la aplicación de los algoritmos y la Inteligencia Artificial hoy es posible planificar los horarios y turnos con antelación, como en cualquier sector productivo. Pero es que, además, si nos abrimos a las oportunidades que plantea la digitalización no estamos lejos de humanizar la hostelería. Según del Valle, podemos llegar a un escenario donde los trabajadores decidirán cuándo quieren trabajar y que, del mismo modo, el empresario pueda pagar en función de la hora/momento de la jornada en la que se trabaje. Hasta tal punto que el empleado tendrá el poder de decisión en su salario.

Planificación y elección de jornada son factores claves para la conciliación y el desarrollo profesional de hosteleros y hosteleras. La verdadera cara de la libertad empresarial que el sector anhela y que camina de la mano del bienestar de las personas.

Compartir: