¿Por qué debo mantener la web de mi restaurante actualizada? 

214
0
Compartir:

Adrián Fernández / Madrid 

El mundo digital ha transformado la forma que tienen las empresas de comunicarse con sus clientes. Es cierto que las redes sociales ocupan el primer puesto si de interacciones entre clientes y empresas hablamos pero no podemos olvidarnos de la web. 

Contar con una web es un elemento básico del restaurante. Este espacio es el hogar virtual del negocio y una importante carta de presentación ante futuros nuevos clientes que quieran acudir al local.

Algunas de sus principales ventajas son: podrás automatizar la reserva de mesas de tu negocio de forma rápida, sencilla y cómoda, organizar los pedidos que te lleguen a través del servicio de comida a domicilio o generar más confianza y credibilidad con los clientes. 

Sin embargo, para que una web sea realmente útil para el lector es necesario mantenerla actualizada y con todas las novedades del momento. Además, las actualizaciones constantes son necesarias para seguir apareciendo en los principales buscadores de Internet.  

Por otro lado, si no realizamos un correcto mantenimiento, la web del sitio se volverá más vulnerable para los hackers ya que no contará con las últimas novedades en materia de seguridad y prevención.

Consejos para actualizar la web 

Pero la gran preguntas es ¿cómo puedo mantener la web del restaurante actualizada? Existen algunos aspectos a tener en cuenta para que tu web esté lo más renovada y moderna posible, como por ejemplo: 

Diseño: Existen infinitas webs que siempre usan el mismo diseño. Cada cierto tiempo es importante darle un lavado de cara a nuestro espacio digital y apostar por un nuevo diseño que defina realmente la filosofía y valores del restaurante. 

Contacto: Si queremos que los posibles clientes se pongan en contacto con nosotros es fundamental que cada cierto tiempo nos fijemos en la sección de contacto del negocio. En este sentido, es básico que esta sección esté actualizada y que ofrezca el mayor numero de opciones de contacto.

Redes sociales: En la web de tu negocio crea botones para dirigir a tus usuarios a tus perfiles de redes sociales (Facebook, Instragram, Twitter… Si por lo que sea, cambies el dominio de algún perfil, deberás modificarlo también en la web para que redirija a la cuenta deseada. 

Carta: En la carta del restaurante está reflejado todo lo que ofrecemos a los comensales pero de nada servirá si no incluimos aquellos platos que realmente tenemos. Es por ello que se debe mantener al día incluyendo todo lo que nuestro restaurante ofrece. 

Lectura recomendada: ¿Cómo crear una carta de cócteles sugerente? 

Blog: En el caso de que tengamos un blog con noticias sobre el restaurante es importante que, cada cierto tiempo, los contenidos se renueven con noticias nuevas y actuales.

Imágenes: Al igual que la carta, las imágenes reflejan el verdadero espíritu del negocio. Fotos antiguas transmitirán malas vibraciones al cliente. Hay que lucirse mostrando lo mejor que tienes, tanto en espacio físico, servicio, personal, como en la cocina. 

Cookies: Es muy importante que tu restaurante cuente con el código fuente que proporciona Google, para advertir a los usuarios de los derechos que tienen con respecto a la utilización de sus datos al navegar por tu página. Todo ello, por supuesto, actualizado a la última versión. 

Compartir: