La limpieza en los baños de los restaurantes: un espacio que no hay que descuidar

295
0
Compartir:

Cuando un cliente visita nuestro restaurante hay muchos factores que entran en juego. La imagen que transmite un negocio hostelero va mucho más allá de la cocina, del propio comedor o del personal de sala. Muchas veces los hosteleros dejan de lado los baños, esos espacios que pueden hacer que un comensal disfrute de una experiencia inolvidable en conjunto o que quiera borrar ese restaurante de su memoria. 

El mantenimiento de los baños públicos y su limpieza son factores determinantes para fidelizar a los clientes. En lineas generales, la falta de higiene o de mantenimiento son los puntos que más critican los usuarios de este servicios.  Es por ello que los esfuerzos de muchos hosteleros deben centrarse en el baño para conseguir una imagen positiva del restaurante.

Consejos a tener en cuenta en los baños 

Organizar las tareas de limpieza: 

En la organización está la virtud. Crear un calendario asignando un responsable y dejando claro las tareas que realizar es sinónimo de éxito. También es importante que esa limpieza se haga de una manera diaria, aunque eso dependerá del uso que se le dé a este espacio.

Elegir bien el equipamiento: 

En el momento de instalar el baño es muy importante pensar con detenimiento el equipamiento con el que contará. Una elección u otro dependerá del espacio con el que contamos o del estilo del propio restaurante. 

Hay que decidir el numero de lavabos o cabinas en función de la cantidad de personas que visita el restaurante. Lo recomendable es que cada cabina cuente con una ventilación individualizada (si es posible, mejor de manera natural, como puede ser cerca de una ventana). 

También hay que decidir los dispensadores complementarios que conforman el baño. En el mercado existe una amplia variedad pero lo más importante es que todos ellos favorezcan la higiene. Por ello es recomendable apostar por aquellos que funcionan con sensor de movimiento para evitar el contacto físico. 

Lectura recomendada: Baños de restaurantes: nunca sabes con qué te vas a encontrar

Higiene: lo más importante 

Ya puedes tener un baño precioso con la última tecnología que si tu higiene es escasa, nula o mala de nada habrá servido ese esfuerzo. Es preferible contar con un baño sencillo pero limpio que al revés. Recuerda ofrecer a tu equipo todo tipo de productos de limpieza (limpiasuelos, esponjas, limpiacristales…) para que puedan realizar las tareas de limpieza de forma efectiva. 

Presta atención a la decoración: 

La decoración también forma parte de un aseo y debe ser acorde al estilo con el que cuenta nuestro negocio hostelero. Algunos elementos, como los espejos, son importantes. Un espejo es un objeto de primera necesidad para muchos clientes, por lo que contar con uno de ellos siempre será una buena opción. Otros aspectos, como colocar aromatizadores o instalar una música de fondo, ayudan a crear una experiencia agradable. 

Compartir: