Estrategias (éticas) para incrementar el ticket

Compartir:
Estrategias (éticas) para incrementar el ticket

¿Quieres incrementar tus beneficios en temporada alta?

Si vas a echar mano de nuevas estrategias para aumentar la rentabilidad de tu actividad, podemos ayudarte. Existen diversas respuestas:   

Hoy, nos vamos a centrar en esta última alternativa, a la que ya recurren numerosos bares, restaurantes y cafeterías en España. De hecho, siete de cada diez lograron aumentar el ticket medio a lo largo de 2023, según el informe Highlights de la restauración en España en 2023 de Delectatech, que apunta a una diferencia positiva del 9,14 % respecto al año anterior.

 La pregunta ahora es: ¿cómo lo consiguieron?

El estudio apunta a dos factores: una acertada respuesta del sector a la presión de la inflación y la adaptación a los cambios en las preferencias de consumo, que han motivado la adecuación de ofertas y precios, especialmente en Andalucía y País Vasco. El citado estudio señala que nueve de cada diez restaurantes incrementaron la ocupación a lo largo del 2023, especialmente en la segunda mitad de año. Esta ha sido la principal palanca de crecimiento de la restauración en España con un aumento del 10,68 % en relación a 2022.

 Cómo aumentar el ticket medio sin pasarse de la raya

Explica Delectatech que el perfil con mayor aumento del ticket medio han sido las cafeterías, locales de desayuno, braserías y bocaterías a través de precios inferiores a 15 €, pues cuentan con mayor margen de acción para no ver lastrada su competitividad. Y, sobre todo, en el sur del país. Pero también señala las cenas como un momento de especial incremento del ticket medio, posiblemente gracias a experiencias gastronómicas más exclusivas y más propias de la noche. Y es que, las cenas propician la incorporación de soluciones encaminadas a incrementar el ticket medio a través de razones de peso. Algunas de ellas son:

  •     Conquistar el paladar a través de esmerados platos donde las hierbas y flores son las protagonistas.
  •     Ofrecer una buena carta de vinos que complete la oferta gastronómica.
  •     Abrazar las tendencias que ofrece esa cocina que experimenta con fórmulas más sostenibles y saludables, donde los productos frescos, locales u orgánicos sean predominantes.
  •     Apostar por menús degustación y experiencias gastronómicas como catas, muy propicias para aumentar ese ticket medio.
  •     Facilitar a la clientela la degustación de postres de alta calidad y especialmente diseñados para seducir cada uno de los sentidos.
  •     Dar la opción de tomar café y una copa o cóctel tras la cena, también mediante fórmulas sin alcohol, cada vez más demandadas.
  •     Presentar todos los platos de forma creativa y atractiva, y realizar sugerencias personalizadas en función del interés de los comensales.

 Aumentar la experiencia del cliente una vez sentado a la mesa resulta fundamental. Sin embargo, también lo es hacer gala de transparencia y honestidad. Subir el ticket medio sin realizar cambios que ofrezcan un plus de calidad o de diferenciación no resulta ni lícito ni producente.

 Ahora que el turismo de alta gama cobra fuerza sobre el tradicional, el ofrecer este tipo de valor añadido o diferenciación a través de experiencias originales, creativas o personalizadas supone un must.

Compartir: