En la cocina como en la vida

82
0
Compartir:
miguel barrinuevo

Por Miguel Barrionuevo, Director de Servicios de Barra de Ideas | Me incorporo a Barra de Ideas con la mayor ilusión y motivación.

Siempre quise trabajar en un medio destinado a la hostelería y las cosas del comer. Para mi significa aunar las dos grandes pasiones de mi vida, comunicación y cocina. Dos formas no tan diferentes de conectarse con los demás, de generar un espacio de diálogo y aprendizaje mutuo. 

Y es que en otra vida hubiera sido chef. De hecho, lo fui. Durante un tiempo estuve detrás de los fogones y aunque las circunstancias finalmente me llevaron por otros derroteros, las lecciones que saque de mi paso por la cocina las atesoro como un ingrediente fundamental de mi desarrollo profesional. 

El amor por lo que haces 

La cocina me enseñó a ponerle la máxima entrega a cada preparación. No hay elaboración que se precie sin una buena dosis de amor, porque como dicen las abuelas el cariño se siente en el plato. Y no es retórica, es una verdad como un templo.  

El tiempo es oro 

En la hostelería como en la vida, el tiempo es oro y no hay un minuto que perder. Sin embargo, hay que dejar que las cosas se cocinen el tiempo necesario para lograr buenos guisos, pochados, etc.  Ser eficiente es poder gestionar la producción y la partida culminando todas las tareas necesarias para llevar a cabo un servicio impecable en el que cada proceso ha recibido la atención que se merece.  

Cuando trabajas en una agencia la situación se torna parecida, se trata de coordinar todas las acciones para que tus clientes reciban la máxima calidad en cada servicio que prestas mientras en la cocina estamos preparando diferentes comandas para distintos comensales. 

Entender los tiempos para lograr la excelencia  

Tuve la suerte de ser parrillero y el calor de las brasas me curtieron en la entrega y la precisión. El punto de las carnes y los pescados lo es (casi) todo. Por supuesto la materia prima debe ser excelente, pero detectar cuando el producto alcanza su cocción óptima marca la diferencia entre éxito o fracaso. En comunicación, el momentum es de la misma manera un factor diferencial, ya que el mismo mensaje puede tener un gran impacto o pasar completamente desapercibido en función de cuando lo comunicamos. 

El equipo lo es todo 

En la cocina trabajar en equipo es indispensable. La única forma de que el servicio salga como se espera es que cada partida esté perfectamente sincronizada con el resto, para que principales y guarniciones estén listos y lleguen a los comensales en perfecta simultaneidad. Un buen equipo de cocina es el que se mueve en perfecta coordinación y está en constante comunicación con la sala, su partner más valioso. 

Vocación de servicio  

Adquirí vocación de servicio para entregar el máximo valor a los clientes con la conciencia de que al otro lado están a menudo celebrando una ocasión especial.  

 Ahora que soy director de servicios recojo esos aprendizajes para ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio, porque depositáis la confianza en nosotros y atesorarla es nuestra obligación.  

Si de confianza sabe alguien son los hosteleros, que se unen a una cadena de confianza que va desde los productores de las materias primas a los cocineros y la sala para llegar al comensal y ofrecerles la mejor experiencia posible. 

 El valor del relato 

La gastronomía es discurso y estética. Por supuesto que impera el sabor y la calidad, pero sin un relato y una buena presentación la experiencia mengua. En ese sentido la gastronomía es también contar una historia que nos conecta y nos hace parte. Como profesional de la comunicación soy un apasionado de contar historias sobre restauración y gastronomía. 

Miguel Barrionuevo

Miguel Barrionuevo, Director de Servicios de Más Cuota

En definitiva, asumo esta nueva responsabilidad con tanto orgullo como pasión esperando poder aportar valor a un sector al que admiro. Un sector que es un imprescindible motor económico en nuestro país y que con su esfuerzo hace que la marca España esté en top of mind a nivel internacional. 

Compartir: