El turismo de alta gama duplica los ingresos del turismo tradicional

280
0
Compartir:

El turismo de alta gama crece en nuestro país aumentando sus ingresos entre un 5% y un 8% anual en los últimos seis años y duplicando la tasa de crecimiento del turismo tradicional. Así lo pone de manifiesto el análisis “Perspectivas sobre turismo de alta gama en España” elaborado por McKinsey para Círculo Fortuny, la principal asociación española del sector de la alta gama y la excelencia.

El crecimiento del turismo de alta gama en España está en auge, según McKinsey. El número de viajeros creció un 20% entre 2015 y 2022, hasta alcanzar los seis millones de turistas de alto impacto el año pasado. El turismo de alta gama representó en 2022 un impacto directo económico de más de 20.000 millones de euros, una contribución del alrededor del 1.9% del PIB total de nuestro país.

Varias razones explican el crecimiento imparable de este turismo desde 2015, empezando por el aumento de los hoteles de lujo: de 2015 a 2022 los establecimientos de cinco estrellas escalaron un 27%. El despegue del ocio high-end tras la pandemia y el incremento de flujos de turismo de alta gama son otros de los factores que apuntalan la fortaleza del sector.

El análisis de McKinsey destaca el efecto multiplicador del viajero de alta gama sobre el turista clásico generando más valor. En España, el impacto del primero sobre la cultura, las compras y el ocio multiplica por cinco el peso del viajero tradicional. El efecto en el gasto sobre la gastronomía multiplica a su vez por cuatro el desembolso del turismo de masas, por tres el gasto en alojamientos y transporte, y por dos la inversión en el sector inmobiliario.

En un análisis por territorios, el análisis para Círculo Fortuny destaca cómo hasta 2022, el crecimiento regional en Andalucía, Baleares o Canarias impulsó al alza los visitantes de lujo en España, además del ‘efecto Madrid’ y el reimpulso de Barcelona.

Las palancas de crecimiento del turismo de alta gama 

Residente intermitente

Entre las palancas de crecimiento que permitirían a España equipararse a otros mercados europeos, Círculo Fortuny destaca el residente intermitente, particularmente el del norte de Europa, de alto poder adquisitivo y que genera un círculo virtuoso de gasto en otros subsectores como la gastronomía, la cultura o el ocio.

Aunque el Brexit y la pandemia marcaron un punto de inflexión, en 2022 los turistas británicos ocuparon el primer lugar en cuanto a origen de los visitantes con el 21,1% del total, cifras ligeramente por debajo de 2019. Captar al turista británico de alto impacto es una tarea pendiente tras la consiguiente eliminación del tax free, poder comprar libre de impuestos, lo que lleva al turista británico a desplazarse a otros mercados donde sí se beneficia de la devolución del IVA. Sin embargo, en 2022 Madrid se posicionó por detrás de París y Milán en cuanto al nicho turístico del Reino Unido.

Turismo Sostenible

Concluidas las restricciones por la pandemia, a nivel global un 74% de los viajeros de lujo declara ahora estar dispuestos a pagar más por experiencias turísticas más sostenibles. Seis de cada diez turistas (61%) aseguran querer viajar de manera más sostenible en el futuro. 

Lectura recomendada: Restaurantes rurales: un nuevo reclamo gastronómico en potencia 

Asimismo, casi ocho de cada diez (78%) de los viajeros de alta gama tienen más probabilidades de elegir un alojamiento si este cuenta con prácticas sostenibles. En hostelería, según informábamos desde Barra de ideas, los restaurantes sostenibles son una propuesta que crece en todo el mundo de manera imparable. 

Lujo silencioso

Igualmente, el “Lujo Silencioso” se abre paso como un turismo de alta gama no ostentoso que ha llevado a disparar las búsquedas de esta oferta en Google un 614%. En este sentido, las reservas en alojamientos independientes sin marca de valor cuyo coste supera los 1.000 euros por noche crecieron en España un 60%, según la plataforma Airbnb. 

Wellness

Otras tendencias crecientes son el Wellness y Bienestar, volcado en el cuidado físico y mental: el 40% de los viajeros de lujo han reservado en los últimos cinco años destinos con esta finalidad. Las experiencias personalizadas también se disparan, con un 51% de los clientes de largo recorrido que declaran perseguir experiencias “auténticas” en sus viajes.

Bleisure

Finalmente, cobra significancia el denominado “Bleisure” o “Bluxury, que consiste en dedicar una parte al disfrute personal durante el viaje de negocios. El cada vez mayor peso de los turistas millenials y de los nómadas digitales influye en esta nueva modalidad.

Conectividad y oferta museística

Dentro de la ecuación del turismo de alto impacto es vital la conjunción entre el patrimonio cultural y artístico, la oferta de ocio, hotelera y hostelera, la de compras de lujo, potenciar la conectividad aérea y la red de transportes, o impulsar la promoción en origen a través de una eficaz comunicación que permita construir y mejorar la Marca España.

Compartir: