El modelo de negocio es una vía para mejorar la crisis de contratación

131
0
Compartir:

Adrián Díaz-Caneja / Barcelona 

Manuel Pimentel, ex ministro de empleo, ha sido uno de los participantes de las Solution Talks dedicadas a Personas y Tecnología dentro de Hostelco 2024. Entrevistado por Noemi Boza, socia directora de Más Cuota, Pimentel ha repasado diferentes tendencias del mercado de trabajo y la coyuntura económica que afectan a la hostelería.

El ex ministro atisba con preocupación el futuro de la contratación en el sector. Conjuga tres variables: una demanda estable y fuerte, una realidad demográfica menguante y cada vez menos personas dispuestas a ocupar estos puestos de trabajo. Pimentel considera como uno de los mayores problemas que «estar en primera línea de un establecimiento no es aspiracional para los jóvenes».

Manuel Pimentel, ex ministro de empleo, analiza la coyuntura económica y de empleo para el sector en Hostelco

A su juicio el modelo de negocio es clave para poder solucionar esto, en la medida en que la empresa pueda aportar un desarrollo de carrera dentro de si. Por eso, dice, las cadenas de negocios tienen mejores perspectivas y una cuota de mercado que avanza. Ofrecen horizontes ascedentes y aportan más flexibilidad, que a su vez da conciliación, y tecnología. Un factor este último que, dice, sirve para mejorar el engagement de los colaboradores.

A esto hay que sumarle que no ve el futuro como algo esperanzador: «Dentro de cinco años el problema para encontrar empleados va a ser mucho mayor, la caída de la natalidad lo acrecineta». Pimentel sitúa las mayores cotas de dificultad en los establecimientos rurales, donde es más complejo dar respuesta a varios de estos retos.

Campo, inflación y futuro

¿Le pasa a la hostelería lo mismo que al campo? Preguntado por Noemi Boza sobre la crisis del sector primario, Pimentel defiende que «son dos sectores distintos, porque la hosteleria no se ha desprestigiado». Sin embargo, el ex ministro establece otra relación entre ambos mundos: la inflación.

A su juicio el precio de la cesta de la compra seguirá creciendo, pero eso no será decisivo en la estructura de costes del establecimiento de hostelería. Ahora la novedad va a estar en que entre el resutaurante y el hogar no va a haber tanta diferencia. Eso va a provocar, como ya pasa con determinadas propuestas de comida preparada, que se haga más atractivo el consumo fuera de casa.

Compartir: