Eatertainment: convertir cualquier noche en una boda

267
0
Compartir:

Rodrigo Domínguez Sáez | Madrid

Poco a poco se va definiendo el concepto eatertainment del que venimos hablando durante los últimos meses. Bien, pues después de mucho escuchar y atender a las voces de expertos y expertas en la materia, el símil que se nos ocurre para explicarlo es el de una boda estándar de 2023.

¿En qué otro momento tienes cañita/cóctel + cena + espectáculo + copas en un mismo lugar y con unas dosis de postureo que empalaga? En las bodas. Pues así es el eatertainment: restaurantes que ofrecen a sus clientes una experiencia (palabra que gusta mucho más) completa. Más horas, más consumo premium, más rentabilidad, más beneficio.

Pongamos un ejemplo: el cliente acude a un restaurante, toma un aperitivo con sus amigos en la barra, pasa a la mesa, cena, a las 00.30 se apagan las luces y se encienden los focos, se sube la música, desaparecen las mesas y hay espectáculo junto con las correspondientes copas.

En el XX Congreso Horeca de AECOC se profundizó sobre esta cuestión con una mesa redonda en la que participaron cuatro exponentes de este modelo de negocio que definitivamente ha conquistado las grandes ciudades y que tiene visos de ser la gran tendencia en lo que a concepto se refiere.

El origen de este concepto es la pura necesidad del cliente. Lo explicó de maravilla Maggie Bañuelos, jefa de operaciones en el Grupo El Escondite, que cuenta con locales como Bárbara Ann o Café Comercial. “Cuando trabajaba en restaurantes gastronómicos nos pasaba que, después de cenar, los clientes nos preguntaban que dónde podían ir a tomar una copa. Ahí se abrió una gran oportunidad. La hostelería tiene que conseguir que el cliente disfrute”. Y ahí esta el origen, si el cliente no tiene necesidad ni ganas de cambiar de local, por qué hacerlo si un grupo de restauración puede ofrecerlo todo en uno.

En los locales en los que el eatertainment es la bandera, el ticket medio se dispara. Antonio Lillo, Director Comercial & Public Affairs  Pernod Ricard España puso como ejemplo Lío, en Ibiza. “Tiene un consumo mínimo de 200 euros por persona, bebidas a parte”.

En Pernod Ricard, conscientes de la importancia de este nuevo modelo, ha creado una unidad de negocio para crear experiencias y ayudar a sus clientes, mientras que Fever, la plataforma digital de organización de eventos y planes, cuenta con los datos de lo que más interesa al consumidor y un perfil muy detallado del mismo, además de la vía de comunicación para exponer nuevos planes a ese cliente.

En definitiva, como lo definió Antonio Lillo, eaterteinment es un fenómeno que trata de crear experiencias: “Hay que dar bien de cenar. Hay que trabajar la gastronomía y la diversión. Cada vez tienen que pasar más cosas en los restaurantes”.

Starlite, el caso inverso de éxito

El festival Starlite se celebra en el municipio de Marbella (Málaga) desde 2012 y en diciembre de 2023 llegará a IFEMA, en Madrid, con un concierto de Sting y tres días de música. Starlite es un ejemplo inverso, pero igualmente paradigmático, de cómo esta hostelería aprovecha al máximo la experiencia de cliente para multiplicar sus ventas. Luis Torremocha, director comercial en STARLITE y fundador del Grupo Lalala explicó su caso: el festival de música estuvo funcionando entre 2012 y 2015 con éxito, pero sin exprimir las posibilidades que el espacio y el F&B le regalaba. “La restauración estaba subcontratada y teníamos una licencia para operar en el espacio hasta las 6 AM, teníamos que llenar más horas con actividades para aprovechar a las miles de personas que asistían”.

Actualmente, el espacio cuenta con la oferta gastronómica de cuatro restaurantes diferentes: japonés, mexicano, etc. Los dos escenarios donde tienen lugar las actuaciones están rodeados de espacios de restauración y los momentos de consumo se han multiplicado. “El público asiste al preconcierto y los restaurantes están llenos. Durante el concierto hay personas que ni siquiera tienen entradas, pero se quedan en los restaurantes porque la música se puede escuchar de fondo. Después del concierto hay otro turno de cena y copas con DJ y espectáculo”, explicó Torremocha en el Congreso.

3 restaurantes donde el concepto eatertainment llena las mesas  

Compartir: