Consejos para elaborar un plan de acogida a los nuevos empleados de un restaurante 

379
0
Compartir:

Adrián Fernández / Madrid 

Llega el momento decisivo. Tras seleccionar al candidato perfecto para el puesto, hay que ponerse manos a la obra, pero, ¿cómo le explicamos cómo es el día a día de nuestro restaurante? No es una tarea fácil, para ello, existe el famoso plan de acogida (onboarding en inglés), una herramienta muy útil que permite una mejor adaptación del empleado con la empresa. 

Este protocolo de actuación sirve, especialmente, en empresas que cuentan con un gran volumen de trabajadores, que están en proceso de expansión o en sectores que cuentan con una elevada rotación de personal, como es el caso de la hostelería. Y es que, según este estudio, casi la mitad de los empleados de hostelería ha cambiado de empleo en menos de dos años. 

Ventajas del plan de acogida del empleado 

Elaborar un buen plan de acogida permite al trabajador organizarse mejor, conocer la cultura de la empresa, facilitar su integración con resto del equipo o aumentar su grado de implicación con sus tareas, entre otras muchas cosas. 

Por otro lado, para los restaurantes, contar con un ambicioso y detallado plan de acogida también es muy beneficioso. Por ejemplo, reduce el tiempo de adaptación del trabajador con su entorno, el trabajador será más productivo y facilita una comunicación interna con el equipo de forma más directa, fluida y concisa.

Prepara al trabajador para tu restaurante 

Ese proceso de integración debe comenzar el mismo día que el trabajador comience a desempeñar sus tareas laborales. Para el primer día de trabajo hay que orientarle y explicarle todo lo relativo al funcionamiento del restaurante con dos perspectivas:  

Dimensión general: 

Algunas acciones, como enviarle una carta de bienvenida, explicarle las indicaciones para llegar hasta el lugar de trabajo o detallarle algún dato general sobre la historia del negocio, ayudan en este proceso de integración. 

El primer día de trabajo se puede obsequiar con un regalo de bienvenida sencillo cómo puede ser una taza, una camiseta, un cuaderno o algo que represente a la marca. Esta acción genera bienestar en el trabajador y pertenencia a la empresa. 

Dimensión específica: 

Más adelante, habrá que explicarle todo lo relativo y específico a su puesto de trabajo. En ese punto habrá que informar al empleado sobre sus tareas, el sueldo o las pagas extra que recibirá, quienes son sus compañeros de trabajo más directos, las vacaciones con las que cuenta o la manera de trabajar para ese puesto de trabajo.

Lectura recomendada: ¿Cómo seleccionar el perfil de empleado para tu restaurante?

En el sector de hostelería se trabaja de cara al público así que habrá que explicar cómo tratar a los clientes. No te olvides que los empleados tienen una gran responsabilidad, ya que se convierten en la imagen de la marca.

Asimismo, es fundamental mostrarse como una persona flexible y entusiasta asegurando con ellos que pueden dirigirse a ti en cualquier momento si tienen alguna duda o si necesitan ayuda. La persona que se encarga de recibir al nuevo trabajador será responsable también de presentarle a sus compañeros de trabajo, dándole a conocer en la empresa. 

Como recomendación, al final de la primera semana de trabajo, la persona que se ha encargado de acoger al empleado debería poder mantener una reunión con el nuevo empleado para resolver dudas, escuchar sus primeras impresiones u orientarle acerca de alguna temática en concreto. 

Compartir: