¿Conoces los beneficios de la carne de origen vegetal?

187
0
Compartir:

Ahora que hemos dejado atrás las festividades y las abundantes comidas, surge la oportunidad de abrazar los buenos propósitos para el 2024. Para muchos, esto implica la búsqueda de un estilo de vida más saludable y, como resultado, la adopción de una dieta más equilibrada. En este sentido, Veganuary se presenta como una oportunidad que alienta a las personas a compensar la inmensa ingesta de alimentos cárnicos durante este periodo y adoptar una dieta vegana durante el mes de enero. Entre otros, el objetivo es destacar los beneficios para la salud, el medio ambiente y el bienestar animal. 

En el contexto del creciente interés en los productos plant-based, The Good Food Institute Europe (GFI), la organización no gubernamental de carácter internacional, presenta un informe Carne de origen vegetal y salud en Europa1 que analiza la calidad nutricional de la carne de origen vegetal y que muestra cómo estos alimentos contribuyen a resolver algunos de los mayores problemas de salud pública de Europa. 

El informe ofrece una instantánea de las evidencias actuales y concluye que la carne de origen vegetal es una fuente importante de fibra y proteínas alimentarias, que contiene muchas menos grasas saturadas que los productos de origen animal. 

Principales beneficios de la carne de origen vegetal 

Aunque existe un gran número de evidencias acerca de los múltiples beneficios de los alimentos de origen íntegramente vegetal como los cereales integrales, las legumbres o las verduras, la investigación sobre el impacto de la carne de origen vegetal en la salud es aún limitada. Sin embargo, tal y como señala el informe elaborado por The Good Food Institute, los primeros estudios en la materia sugieren que cambiar el consumo de carne convencional por el de carne de origen vegetal podría: 

  • Reducir el riesgo de cardiopatías, la principal causa de muerte en Europa.
  • Reducir el riesgo de cáncer de intestino, la segunda causa de muerte por cáncer en Europa.
  • Mejorar la salud intestinal.
  • Ayudar a mantener un peso saludable.

Seren Kell, responsable de ciencia y tecnología Good Food Institute Europe, afirma que «la carne de origen vegetal permite a la sociedad seguir comiendo productos que saben como la carne que les gusta, al tiempo que mejoran la calidad nutricional de sus dietas. Asimismo, el consumo de este tipo de alimentos contribuye a hacer frente a los desafíos de salud pública, como la resistencia a los antibióticos, el cambio climático o el riesgo de pandemias».

El Dr. Alan Javier Hernández Álvarez, profesor de Nutrición y Salud Global en la Universidad de Leeds, establece que “la ciencia está germinando: sustituir las carnes tradicionales por alternativas de origen vegetal puede contribuir a reducir la huella de carbono, nutrir nuestros cuerpos y el planeta por igual».

La carne vegetal: fuente importante de fibra y proteínas y menos grasas saturadas  

El científico especializado en alimentación, chef y autor Anthony Warner, tras la revisión del informe, establece que “ayudar a los consumidores a reducir el consumo de carne es probablemente el reto más importante al que se enfrenta el sistema alimentario mundial, y no cabe duda de que los productos cárnicos de origen vegetal tienen un papel importante que desempeñar para ayudar a los consumidores a realizar ese cambio». 

Lectura recomendada: Vegetarianismo y veganismo: tendencias en pleno auge

El experto señala que «para que este cambio se produzca, tenemos que ser abiertos, honestos y responsables en lo que a la calidad nutricional de estos productos se refiere, sacándoles todo su potencial y asegurándonos de que son tan sanos y deliciosos como pueden ser. Aunque se han conseguido grandes avances, aún es posible hacer mucho más, y ésta es quizá la frontera más importante para los chefs y los desarrolladores de productos que trabajan para mejorar el sistema alimentario.»

El Dr. Hernández Álvarez establece que «las carnes de origen vegetal, diseñadas para imitar el sabor y la textura, también reflejan la promesa de un futuro en el que la nutrición equilibrada no vaya en detrimento del disfrute culinario». Para lograrlo, señala Kell, «Para cosechar estos beneficios, los gobiernos y las empresas deben invertir en el desarrollo de una gama más amplia de productos ricos y nutritivos que encajen en dietas sanas y equilibradas, así como comunicar mejor a los consumidores los beneficios que este tipo de productos tienen para su salud».

Referencias

Compartir: